Slideshow Image 1 Slideshow Image 2 Slideshow Image 3 Slideshow Image 4
buscar
Noticias
Salinas, un manto blanco

Salinas, un manto blanco

Geográficamente, la zona de las “Salinas Grandes” es un territorio compartido por cuatro provincias argentinas: Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero y Córdoba. Este verdadero desierto blanco es uno de los lugares menos explotados y más singulares de la infinidad de paisajes que brinda Argentina.
El turismo nacional y extranjero puede encontrar en él un paraíso que dejará a más de uno boquiabierto ya que su valor no sólo reside como fuente de explotación turística, sino que representa una cuenca riquísima de flora y fauna autóctona y un centro de investigación científica.

Desde la provincia de Córdoba se accede a las Salinas Grandes por la Ruta Nacional N°60 y la 38. El manto blanco comprende los departamentos de Cruz del Eje, Ischilin y Tulumba y al ser un territorio adverso para el desarrollo de la vida, existen pocos poblados los cuales están vinculados a la industria salinera, que proporciona una fuente de trabajo para los lugareños.

Estas características, transforman a las salinas es un sitio ideal para el turismo alternativo y de aventura, safaris fotográficos y travesías nocturnas entre otras. Parajes cercanos, como San Francisco del Chañar, en el borde sur de las Salinas de Ambargasta y Sumampa, en el límite con la provincia santiagueña, invita a todos a llegar hasta esas fronteras y maravillarse con el espectáculo de la naturaleza.

También desde Lucio V. Mansilla se puede partir para visitar el Refugio de Vida Silvestre Monte de las Barrancas. Lo constituye una isla de bosque chaqueño rodeada de una estepa de pastos salados, jume y cachiyuyo, que por sus anegamientos periódicos, resulta difícil su acceso. Es el refugio temporal de muchas aves migratorias. La principal actividad es la observación de fauna.

Los Baños de Unquillo, ubicado a 50 km. de la localidad de Quilino, posee aguas termales con un alto poder terapéutico que proviene de la combinación de calor y salinidad. San José de las Salinas, es un lugar excepcional, ya que se encuentran bandadas de flamencos rosados y casi toda la fauna similar de la Laguna Mar Chiquita.

El quirquincho, la liebre criolla y el conejo de los palos junto a aves como el águila coronada, el halcón aplomado, la monjita de las salinas o los aguiluchos, surcan los suelos y los cielos del lugar, mientras que otras como el ñandú, recorren los senderos de la región en busca de alimento en este, su hábitat natural. La vegetación está conformada mayormente por algarrobos, quebrachos, chañares y cardones, bajo los cuales desarrollan su vida las tortugas de tierra, y otros reptiles.

La hotelería se concentra en las localidades próximas de La Reserva Provincial de Usos Múltiples Salinas Grandes. La Ciudad de Deán Funes, Cruz del Eje y Tulumba son opciones que ofrecen posadas, hosterías y complejos de cabañas, los cuales abren sus puertas para recibir con los brazos abiertos a todos aquellos interesados en conocer el “manto blanco” del norte cordobés.

Visitar las Salinas Grandes de día o en una excursión nocturna es una gran oportunidad para sorprenderse y maravillarse con la inmensidad de la naturaleza. Fotos Gentileza Agencia Córdoba Turismo. 



Turismo Cordoba
Turismo Cordoba
Viaja por tu Pais
alojamientos y hoteles de la provincia de cordoba
destino argentina
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
banner
Licencia Creative CommonsCórdoba, todo lo que querés, todo el año
Turismo en Córdoba por Turismo en Córdoba se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución 3.0 Unported. Basada en una obra en www.turismoencordoba.net.